La industria Fintech y el cambio de paradigma

Se conoce como FinTech a la nueva industria que ha venido a revolucionar la manera en que son vistas las finanzas en esta era digital, dónde se vuelve más sencilla la interacción de los usuarios con las entidades financieras y el mundo de las finanzas en general. Estas nuevas empresas compiten con la banca tradicional con una propuesta de valor diferente que se basa en las nuevas formas de interacción de los usuarios y aprovechan los medios digitales para desarrollar sus modelos de negocio de forma simple e inmediata. Los servicios que ofrecen son variados dentro del ramo de las finanzas y van desde poder hacer transferencias a través de un Smartphone hasta conseguir créditos en línea, recibir remesas o ahorrar sin acudir en ningún momento a una sucursal bancaria o financiera. Estos servicios llegan principalmente a sectores no bancarizados y es justo en ese nicho donde la oportunidad de negocio aumenta al ser un gran porcentaje de población económicamente activa la que no cuenta con servicios bancarios.

La industria Fintech y el cambio de paradigma

Aprovechando los recursos

Otra característica principal de las fintech es que resuelven necesidades específicas y se especializan en hacerlo de la forma más rápida y simple posible utilizando las nuevas tecnologías en las que la mayoría de la población estamos inmersas de manera global.

El mercado potencial de estas nuevas stratups se encuentra en la población conectada a la red, no solo las personas que tienen acceso a una computadora sino a quienes utilizan otros dispositivos para conectarse a internet.

Según datos de la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI), los Smartphone ocupan el primer lugar en la lista de dispositivos de conexión a internet en México, seguido de las laptops, lo que sugiere que el área de oportunidad para las fintech se encuentra en brindar servicios por medio de aplicaciones móviles que atiendan las necesidades de los usuarios.

A pesar de que la conectividad va en aumento en nuestro país y cada vez más personas acceden a la red, es importante destacar que el mercado de las fintech todavía no alcanza su máximo potencial y aunque es un mercado competido, existen todavía muchas posibilidades de negocio en este ámbito. Además los hábitos de los internautas mexicanos continúan cambiando y actualmente solo el 26% de las personas conectadas, utilizan la banca en línea y menos de 37% hacen compras en línea.

En cuanto a las regulaciones legales de este tipo de empresas, en México aún no se presenta formalmente una iniciativa de ley que establezca lineamientos formales para el desarrollo, financiamiento y regulación de las Fintech.

Ante este panorama, las opciones de desarrollo crecen en un mercado que está en transición tanto de hábitos como de paradigmas en los servicios financieros, lo cual crea nuevas oportunidades de negocio para empresas y emprendedores que desean apostar al desarrollo de servicios financieros que utilicen la tecnología








   





¿Le interesan estos temas?
Déjenos sus datos.

* Campo requerido